Testimonios

Escuche las opiniones de los profesores sobre sus experiencias en el aula..


Darren McQuaid

Darren McQuaid

Salud grado 6, Geografía grado 7 e Historia del Mundo Moderno grado 8, Korea Kent Foreign School, Seúl, Corea del Sur

Cuando se introdujo el ordenador por primera vez en mi clase de quinto grado, pensé: "Qué cosa tan inútil", y enseguida lo descarté. Obviamente, me equivoqué. Pronto aprendí a no descartar nuevas ideas sin pensar en cómo podrían afectar a mi vida. Esa idea sigue vigente hoy en día cuando veo nuevas ideas que van y vienen en el campo de la educación.

La ludificación y específicamente Classcraft ha sido una de esas ideas increíbles. Después de leer sobre el tema y debatirlo con un colega, decidí entrar. La ludificación siempre ha estado presente en nuestras aulas de alguna forma desde la infancia, y Classcraft la lleva a un nivel completamente nuevo.

Mis alumnos entraron en el juego de inmediato. La participación, aunque siempre es buena en mis clases, aumentó mucho, los niños están más atentos y se arriesgan a responder preguntas o a actuar para proteger a sus compañeros de equipo en caso de que alguien pierda PS. Los problemas leves de comportamiento desaparecieron gradualmente y los niños disfrutaban de verdad de los eventos diarios y la aleatoriedad de lo que aparecía en la pantalla.

En general, Classcraft ha tenido un efecto inmenso en mi clase. Es una manera sencilla de comenzar las clases con buen pie y permite que los niños trabajen juntos y ayuden a tomar decisiones que pueden beneficiar al equipo como un conjunto y no al individuo. La base del trabajo en equipo y la capacidad de entender que la educación puede ser divertida y gratificante, que Classcraft ayuda a fomentar, sin duda seguirá siendo útil para los niños a medida que avanzan en el futuro.

Kevin Peoples

Kevin Peoples

Todas las materias, 5º grado, North Lakeland Elementary, Lakeland, Florida, EE.UU.

Descubrí Classcraft casi a finales del año escolar, y se podría pensar que eso sería una desventaja, pero en realidad fue un buen momento. Suele ser difícil mantener a los niños de 5º grado ocupados incluso cuando las cosas son "normales", pero los últimos tres días de escuela son aún peores. Saben que está a punto de terminar, y empiezan a ser perezosos... ¡incluso los mejores alumnos! Presenté Classcraft a mis alumnos a cuatro días del final del año escolar, y tuvo el efecto de una inyección de adrenalina.

¡Al instante volvieron a tener interés y querían hacerlo bien porque el Sr. Peoples ofrecía el cuádruple de EXP! Una alumna tímida de pronto estaba dirigiendo a sus compañeras de equipo hacia la estrategia y ayudándolas a elegir sus personajes. Un chico problemático era educado y atento, incluso elogiaba a otros alumnos cuando ganaban EXP. El resto del año transcurrió sin ningún problema, e incluso pude conseguir que mis alumnos me ayudaran a ordenar el aula para prepararla para el verano. Todo por un poco más de EXP. Estoy deseando comenzar el próximo año escolar con Classcraft.

También he tenido mucho éxito usando Classcraft en casa con mis propios hijos. La posibilidad de ganar EXP y nuevos poderes que les otorgarán privilegios y premios ha hecho mucho más fácil mantenerlos alejados de los videojuegos y la televisión y leer más y preocuparse más por evitar la depresión del verano. ¡Además, darle a mi hijo un gran aumento de EXP es sin duda más barato que pagarle para que corte el césped!

Joshua Ducharme

Joshua Ducharme

Matemáticas, Artes del Lenguaje y Ciencias, 5º Grado, Literacy First Charter School, El Cajon, California, EE.UU.

Classcraft ha revolucionado mi aula. La mecánica de juego tiene un papel importante en la participación de los alumnos, tanto en el aula como fuera de ella. El juego crea una mezcla perfecta de trabajo en equipo y colaboración dentro de los grupos o equipos, pero también proporciona un elemento de motivación intrínseca a los individuos para esforzarse y ganar más equipo para sus personajes, subir de nivel y obtener más poderes. Perdí la cuenta de las veces que mis alumnos debatieron entre ellos acerca de no olvidar sus tareas, estudiar para los exámenes y hacer un esfuerzo adicional para completar algunos de los retos que creé para que ganaran EXP adicional.

Desde la implementación de Classcraft, mis alumnos han necesitado menos recordatorios para hacer las tareas, un mayo índice de trabajo completado y una renovada pasión por el aprendizaje.

Scott Ilkenhons

Scott Ilkenhons

Ingeniería Informática, Ingeniería de Redes y Ciencias de la Computación PA, Grados 9-12, Northern Guilford High School, Greensboro, Carolina del Norte, EE.UU.

Tuve un alumno en la carrera de Ingeniería Informática al que le costaba mucho el material. Como profesor preocupado, haces todo lo que puedes por los alumnos, pero hay cosas que tienen que hacer solos. Y como sabes, a los alumnos que más lo necesitan no les gusta admitir que no saben, pedir ayuda o acudir a tutorías.

Cuando un joven cayó en combate y le causó daño expansivo a su grupo por segunda vez, lo rodearon y lo obligaron a recibir clases particulares de sus compañeros. Iba encaminado a una D; pero se ganó una B.

Alex Collard

Alex Collard

Inglés como Segundo Idioma, Grado 5, École Secondaire St-Martin, Laval, Quebec, Canadá

Llevo observando Classcraft desde el principio. Como exjugador (ahora tengo familia, no tengo tiempo para jugar... por ahora, ja, ja, ja, ja), la idea era tan atractiva para mí que tenía que usarla e integrarla en mi clase. Enseño inglés a alumnos con problemas de aprendizaje, y no me cabía duda de que les sería muy útil.

El juego fue fácil de integrar, y al cabo de un par de semanas, se había convertido en una segunda naturaleza. A los alumnos les gustó y se mostraron muy entusiastas. Hicieron equipos de inmediato, firmaron todo y se metieron de lleno en un abrir y cerrar de ojos. Les gustó la mayor parte del juego, cómo usar los poderes y ganar puntos de experiencia (EXP). Los alumnos tienen siempre ganas de asistir a clase para obtener más EXP y ver qué pasa con el "Evento del día". Aportó mucho positivismo al aula, tanto académica como socialmente. Ahora es una gran parte de mis planes, y no podría enseñar sin ella.

Nelda Taylor

Nelda Taylor

Robótica, Ecoarquitectura, y Gráficos y Animaciones por ordenador, Grados 7-8, White Oak Middle School, Porter, Texas

Estoy comenzando mi 25º año de enseñanza; después de 22 años de primaria, este año será mi 3º año de secundaria. Cuando fui a una conferencia de tecnología en febrero, oí hablar de Classcraft y pensé: "¡Vaya! Puede que esto sea algo que a los alumnos les interesaría jugar." Cuando volví a casa el viernes, acudí de inmediato a la página web y empecé a aprender cómo jugar. El lunes, presenté el juego a mis alumnos. Cuando entré en el sitio web para mostrarles a los alumnos los personajes y explicarles las reglas que había establecido, se emocionaron mucho.

Cuando empezamos a jugar, me di cuenta de que no tantos alumnos llegaban tarde a clase, ni se entregaban tantas tareas tarde, o no había tareas sin entregar. Los alumnos también empezaron a tutorizarse entre compañeros porque querían los puntos de Classcraft y no querían defraudar a sus compañeros de equipo. A finales de año, los equipos estaban empezando a trabajar muy bien juntos. Este año, concederé un premio al equipo con más puntos y al individuo con más puntos en cada clase.

Steve Desfossés

Steve Desfossés

Física Grado 11, Ciencia y Tecnología Grados 8-10, Collège St-Bernard, Drummondville, Québec, Canadá

Somos una escuela de BYOD (trae tu propio dispositivo), y el manejo del ordenador no siempre es fácil. Los alumnos siempre quieren estar conectados para revisar su correo electrónico o ver sus cuentas de Facebook en cuanto llegan a clase.

La gestión de la clase mejoró ya en el tercer período en el que utilicé Classcraft. El comportamiento también mejoró, y el tiempo libre en el ordenador es ahora una recompensa por buen comportamiento. Además, los alumnos esperaban con ganas el evento aleatorio diario y se preparaban para comenzar la clase. Estaban deseando trabajar para ganar puntos de experiencia y usar sus poderes, como comer en clase. Los alumnos guardaban su almuerzo para comer en mi aula, y algunos incluso me preguntaron si podían traer comida para llevar de un restaurante.

Sabía que Classcraft era un éxito cuando una de mis alumnas me preguntó por qué los demás profesores no usaban Classcraft en su clase.

Andrew Dobbie

Andrew Dobbie

Materias principales, Tecnología, Estudios Sociales y Artes, Grados 6 y 8, Centennial Sr PS, Peel District School Board, Brampton, Ontario, Canadá

Classcraft se ha convertido en una parte integral de nuestro programa de aula porque nos ha ayudado a organizarnos mejor y me ha permitido evaluar las habilidades de aprendizaje durante el proceso. Es una gran manera de involucrar a todos los alumnos en actividades divertidas y atractivas, tanto en grupo como individualmente.

En un principio, creamos grupos de clase para ayudar a gestionar la organización y limpieza del material de la clase. El sistema de gestión de clase se produjo cuando algunos de los desafíos dieron lugar a que los alumnos cayeran en combate al azar. Esto provocó daños en lote (por lo general), lo que resultó en que a muchos alumnos se les asignaran trabajos del Libro de los Lamentos (como por ejemplo, conectar dispositivos para cargar, contestar el teléfono durante el día, apilar las sillas, llenar la botella de agua de un amigo). A nadie le preocuparon nunca las responsabilidades del Libro de los Lamentos porque eran tareas fáciles de realizar y todos los alumnos se ayudaban entre sí para completarlas, de todos modos.

Jugamos desafíos con Classcraft que creamos como clase. Algunos de los desafíos estaban relacionados con la tarea de establecer metas o actividades de exploración en la clase (como ser un miembro activo del grupo). Comenzábamos un desafío de Classcraft, y los jugadores hacían todo lo posible para completar los suyos (algunos de ellos también se utilizaron para realizar evaluaciones de habilidades de aprendizaje). Los alumnos nunca fueron penalizados si tenían un mal rendimiento en un desafío. Ganaban menos puntos, pero siempre ganaban algo. Los desafíos de rendimiento siempre derivaron en un gran diálogo entre compañeros relacionado con cómo mejorar el rendimiento del alumno en la misma tarea la siguiente vez (práctica reflexiva en grupo).

Me enorgullezco de ser usuario y embajador de Classcraft, y siempre estoy dispuesto a compartir mis experiencias con otros, así como a encontrar formas innovadoras de usar Classcraft en el futuro.

Jeroen Heremans

Jeroen Heremans

Inglés como Segunda Lengua, Holandés e Historia, Escuela Secundaria 3-4 años, Berthoutinstituut-Klein Seminarie (BimSem), Mechelen, Bélgica

En realidad no recuerdo cómo descubrí Classcraft, pero me enganché de inmediato. Me registré y empecé a pensar en cómo usaría Classcraft en mis clases. Como solo existía la versión en inglés disponible en aquel momento, decidí usarla en mis clases de ESL, y la pasamos de maravilla.

La cuestión es que mucha gente me pregunta por qué soy tan aficionada y siempre respondo con la misma razón: porque me retó a pensar en la forma en que enseño. Cuando leí los poderes, no sabía si usar chuletas, darles tiempo adicional a los alumnos, etc. Pero, ¿por qué no? No hay razón por la que no deba recompensar a los alumnos cuando trabajan duro... y esos poderes son recompensas reales. Sí, tienen que aprobar el examen, pero ¿por qué no hacerlo con más motivación o con un poco de poder? Ver a alumnos silenciosos encontrar el coraje de hablar porque pueden ganar EXP adicional, o ver a los alumnos sonreír cuando obtienen un buen resultado porque pudieron preguntarle a su profesor si estaban en lo cierto en un examen.... esos momentos valen mucho, y eso es lo que me gusta de Classcraft.

Hoy soy embajador de Classcraft y me orgullezco de ello. He trabajado duro en la traducción al holandés y he iniciado una misión para hablarle a la gente sobre Classcraft en Bélgica, un país donde siempre hay espacio para las aventuras. Incluso aventuras que no tengan nada que ver con bombones o gofres...

Rebecca Osborne

Rebecca Osborne

Biología AP, Anaheim, California

La revisión de los exámenes de AP siempre es difícil. Aunque el deseo de obtener una buena calificación en el examen es motivador, muchos alumnos sufren tanto desgaste por el plan de estudios anual tan riguroso que pierden fuerzas para este período de revisión tan importante. Aquí entra Classcraft. Con la introducción de este increíble programa en mi aula de Biología AP este año, los alumnos renovaron su energía. La atmósfera durante las sesiones de revisión rezumaba entusiasmo competitivo. Tuve dos alumnos a los que les costó mucho trabajo el material durante todo el año y se frustraron cuando no les fue bien. Classcraft hizo que el aprendizaje volviera a resultarles divertido.

Durante nuestra primera sesión de revisión, hice que los alumnos se pusieran ante la clase para responder a las preguntas de revisión, dibujando diferentes procesos biológicos en la pizarra. Por cada parte que contestaron correctamente, ganaron puntos. Al final de la sesión, el equipo con más puntos recibió EXP en Classcraft. Mis dos alumnos frustrados no tardaron en pasar de una actitud de "¿De qué sirve esto? De todos modos no lo voy a hacer bien", a saltar de sus asientos para animar a sus compañeros de equipo y contener su deseo de soltar respuestas para ayudar. ¡Y no fueron los únicos! La clase se animó tanto que otros profesores y administradores que pasaban por el pasillo se detuvieron y se agolparon en la entrada para observar lo que pasaba. No hace falta decir que me resultó extremadamente emocionante.

Un alumno preguntó por qué no habíamos usado Classcraft todo el año (yo acababa de descubrirlo, por desgracia muy tarde, a finales de año). Otro alumno me preguntó si lo usaría durante todo el año escolar el siguiente año, y que debería hacer si no lo tuviera pensado ya. El nivel de compromiso y motivación de los alumnos al usar Classcraft es motivo suficiente para que cualquier profesor lo pruebe en su clase.

Andrew McCann

Andrew McCann

Matemáticas y ciencias para superdotados, niveles 6-8, Escuela de secundaria Jewel, North Aurora, Illinois, EE.UU.

Soy una profesora de escuela secundaria de matemáticas y ciencias para niños superdotados en North Aurora, Illinois. Intenté introducir los juegos en mi clase de 2012-2013 pero me quedé estancada por toda la recopilación de datos y seguimiento que requería. A mis alumnos les encantó la idea, pero yo no pude llevarlo a cabo. Cuando me enteré de Classcraft, pensé que era demasiado bueno como para ser verdad. Llevaba mucho tiempo buscando una plataforma integrada que ofreciera todos los aspectos de la enseñanza a través de juegos, y Classcraft no me defraudó. A mis alumnos les encantó la interfaz de usuario, los personajes, los poderes y las misiones diarias. Me encantó el nivel de participación cada vez mayor y la motivación que ejercía en los alumnos.

Mientras jugamos durante las dos primeras semanas, descubrí varias formas en que el juego podría mejorarse para nuestra clase. La personalización que el juego ofrecía fue muy útil. Los alumnos podían sugerir misiones y yo podía ajustar los puntos que recibían por diversas cuestiones. Si no había la opción de cambiar, podía compartirla idea a través del foro online. Muchas de las ideas sugeridas en el foro se han implementado este año. Es fantástico ver cómo las opiniones de los usuarios se tienen en cuenta.

Las mejoras implementadas en el juego este año han emocionado mucho a mis alumnos. La personalización de mascotas y personajes estimula a los alumnos a seguir entrando en el juego y participar durante la semana. ¡Estoy deseando ver qué otras mejoras aplicará Classcraft en el futuro!

Morgan de Polignac

Morgan de Polignac

Chino, Grados 7-12, Chevreul School, Lyon, Francia

Llevo enseñando chino durante unos 10 años y siempre me he preocupado por el comportamiento de mis alumnos, así como por lograr que participen y aprendan de forma eficaz. También soy un instructor de enseñanza que ayuda a los profesores cuando tienen problemas. Cuando descubrí Classcraft, pensé: "Esto es una locura", sobre todo en un sistema educativo donde la innovación no siempre se ve como algo positivo.

El resultado fue mucho mejor de lo que esperaba. Todavía estoy asombrado por el cambio radical en el comportamiento de mis alumnos. Desde que usan Classcraft, han aprendido a trabajar en equipo y a depender unos de otros. Todos quieren participar de una manera positiva. Se dan prisa por venir a clase y siempre participan en la preparación o las tareas con alegría. Sienten que están inmersos en una aventura. No lo ven solo como un juego, sino más bien como una forma divertida y positiva de estudiar y ayudarse mutuamente mientras aceptan los riesgos y las consecuencias.

Las reacciones de mis alumnos son tan positivas que algunos padres, que al principio eran escépticos, no tardaron en estar convencidos. Ven a sus hijos pasar el tiempo compartiendo conocimientos. Incluso el decano de mi escuela quiere ver Classcraft con sus propios ojos.

La mejora es inestimable, teniendo en cuenta el poco tiempo que se necesita para ponerlo en marcha durante las clases. Me convence tanto este nuevo concepto que lo estoy extendiendo a la mayoría de mis grupos de clase. Ha sido un éxito tal que los alumnos que ni siquiera conozco quieren venir a aprender chino y jugar a Classcraft. Esta experiencia en general es una gran manera de hacer que el aprendizaje sea interesante y divertido, y los alumnos nunca se aburren.

Joseph Pang

Joseph Pang

Inglés en el Programa de los Años Intermedios del Bachillerato Internacional, nivel 7, Fairview International School, Malasia

Descubrí Classcraft por casualidad en un artículo de un sitio web de juegos. Yo soy aficionado a los juegos, y estoy muy interesado en integrar videojuegos en mis clases, ya que tanto mi tesis universitaria como mi tesis de posgrado se centraban en el uso de videojuegos para enseñar el idioma inglés. Probé Classcraft en mi clase de inglés de nivel 7, y para mi sorpresa, los niños se interesaron muchísimo desde el primer día hasta el último. Mis clases se volvieron mucho más interactivas, estimulantes y divertidas. Classcraft me permitió introducir elementos de juegos de rol en mis clases y convirtió mis tareas, deberes, evaluaciones y exámenes en divertidas misiones. Uno de los mejores momentos que experimenté al implementar Classcraft, fue comprobar cómo uno de mis alumnos más desconectados y socialmente inadaptados colaboraba con sus compañeros de clase para completar las misiones. Como resultado, experimenté una mejora en las notas y en la calidad de los trabajos de los alumnos. Estoy deseando jugar a Classcraft con mis alumnos del nivel 8, 9 y 11. También estoy deseando llevar a cabo el CPD (Desarrollo profesional continuo) para enseñar Classcraft al resto de mis colegas.